Esta usted en:

Fiestas


FERIA, FIESTAS y ROMERÍAS EN POZO ALCÓN Y FONTANAR

Como otros pueblos del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, Pozo Alcón celebra sus tradicionales fiestas y romerías. San Antón y la Candelaria abren el calendario festivo en Pozo Alcón. En la Candelaria, el día 2 de febrero, tiene lugar una pequeña procesión con la imagen de la Virgen de Belén, a la cual minutos antes los poceños han presentado a sus hijos e hijas bautizados en el último año. Tras la procesión, el Ayuntamiento convida a todos los poceños a tomar un pedazo de torta de la “Calendaria”. Finalmente, en diferentes calles, se encienden lumbres en las cuales se asan diferentes productos de la matanza que se acompañan con un buen vino del país y con gran esmero se elaboran unas migas de harina para participar en el concurso de migas que se celebra por parte del Ayuntamiento. Alrededor de las hogueras vecinos, familiares y amigos se reúnen para disfrutar de una noche de fiesta.

En Semana Santa es destacable la jornada del Viernes Santo en que las poceñas escenifican el pasaje en que Santa Marcela, conocida como la Verónica, enjuga el rostro de Jesús. El canto de la Verónica es un antiguo romance del S.XVII cuya tradición ha ido pasando de generación en generación. Muy interesantes son las manifestaciones de religión popular que tienen lugar en Pozo Alcón en este día. Al amanecer sale en procesión la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, popularmente conocido como "El Paso". Siendo antigua costumbre que una vez finalizado el llamado "Sermón de Madrugada", dos niños ataviados a la usanza del Jerusalén de la Pasión y coronados de espinas, recitaran los versos de la denominada "Sentencia de Pilatos". En un momento del recorrido la imagen del Nazareno, la de la Virgen de los Dolores y la de San Juan, compondrán "El Paso" al completo, en el cual intervendrán el hermano mayor de la cofradía y dos mujeres vestidas con mantilla y traje negro, representando una de ellas el papel de la Verónica, para lo cual cantará con hondo sentimiento religioso piadosos cantos dedicados a las imágenes que integran el cortejo procesional. La Verónica es representada por una mujer natural de Pozo Alcón o que tenga raíces poceñas. Es motivo de orgullo para las poceñas asumir este papel.

El Domingo de Resurrección, una explosión de devoto júbilo por la Resurrección, se vive en la “Carrera de los Santos” especialmente en el encuentro de Jesús Resucitado con su Madre. Los pasos aceleran vertiginosamente su ritmo y las gentes aplauden entre el estruendo de los cohetes…. la emoción embarga a los poceños .

Si bien es San Sebastián el copatrón de Pozo Alcón, el sábado más próximo al 9 de mayo, tiene lugar la Romería en honor a San Gregorio, en la que la imagen del niño Jesús, conocido como el niño de la Bola, acompañado de la Veracruz protagoniza el desfile procesional desde la Iglesia de la Encarnación hasta la Cruz de San Gregorio, hoy la ermita de San Gregorio, situada a kilómetro y medio de Pozo Alcón. Cuentan que en este lugar, un nueve de mayo, dos clérigos jesuitas fueron sorprendidos por una tormenta en la que caían del cielo piedras del tamaño de un puño, mientras pasaba tal vendaval de pedrisco, uno de ellos esculpió las iniciales JHS (Jesús, Hombre y Salvador) y una cruz en una de ellas. Aquel gesto los salvó de la tormenta. Aquella querida piedra conocida como la piedra de San Gregorio, se ha convertido en el símbolo más sagrado de la romería. El camino, de algo más de un kilómetro, que los peregrinos recorren a pie, a caballo o en carreta, se realiza por la carretera del pantano de «La Bolera». Después de la eucaristía, muchos fieles retornan con las imágenes a la localidad y otros se trasladan al pantano de La Bolera para pasar un agradable día de campo comiendo, bebiendo y bailando.

El fin de semana posterior al 15 de mayo, Fontanar se viste de gala para celebrar la Romería en honor a San Isidro, encuentro obligado para lugareños y visitantes por su entrañable carácter tradicional. Para este día, regresan los que un día se tuvieron que marchar en busca de trabajo y acuden los vecinos de las localidades cercanas de manera que durante los días de fiesta se multiplica la población del pueblo. Los lugareños preparan las carrozas que se desplazarán a Pozo Alcón a recoger el Santo. Grandes y pequeños se afanan en conseguir la carroza más bonita, participan con la ilusión de llevarse el primer premio del concurso y todos los participantes se llevan un premio por colaborar. Además al mediodía se lleva a cabo una paella popular.

Durante ese fin de semana se desarrolla la festividad con múltiples actividades para adultos y niños y por la noche gran verbena popular al aire libre.

Las fiestas patronales en honor a Santa Ana tienen lugar entre los días 25 y 30 de Julio con multitud de actividades y atracciones para los pequeños y los no tan pequeños, desde pasacalles, juegos, campeonatos, como de pesca, concursos, bailes regionales, espectáculos y teatro hasta cerrar la noche con la verbena municipal, Pozo Alcón celebra estas fiestas con mucho sentimiento y alegría que podéis compartir. Es importante destacar que cada año tiene mayor participación y auge la feria de día.

La Fiesta del Emigrante, fiesta local en honor a los poceños que tuvieron que emigrar para buscarse la vida en otros lugares. En un día de noviembre en Pozo Alcón se celebran actos de reconocimiento, que ponen de manifiesto que estos poceños, sin olvidar sus raíces, comienzan una nueva vida en el lugar de destino elegido y de intercambios culturales con el lugar de acogida. Es un conmemorable día de convivencia.

Unos han vuelto a su origen, otros tienen su hogar allá a donde tuvieron que marchar, pero que todos ellos siguen llevando a Pozo Alcón dentro de su corazón.

En la víspera de la Inmaculada Concepción, el 7 de diciembre, se celebra con la Fiesta de la Viva. El protagonista de esta festividad, genuinamente poceña, era el pregonero, que ataviado con una túnica y gorro, recorría las calles del pueblo dando vivas y alabanzas a la Inmaculada Concepción. Además de religiosa, la fiesta gozaba de una gran popularidad entre los jóvenes del pueblo que salían a las calle a “Pedir la Viva”. Así recogían almendras, higos secos, y ya en los últimos años golosinas y dulces diciendo “Échanos La Viva”. Esta tradición perdió fuerza durante los años 60 debido a la desaparición de la figura del pregonero. En la actualidad se están aunando esfuerzos para que goce de la misma popularidad que antaño.

Para cerrar nuestro calendario de celebraciones, en Fontanar la Navidad es muy especial. Más de 300 personajes participan en la puesta en escena del Nacimiento del Niño Dios. El escenario natural donde se realiza la representación del Belén Viviente, 4.000 m2 en la Rambla, nos trasporta miles de años atrás. Con el olor a incienso y las luces y música envolventes, Fontanar se convierte durante unas horas en un trozo de la historia representando las costumbres de entonces y recuperando las tradiciones populares que con la magia del teatro hacen sentir en los espectadores que el Nacimiento de Jesús vuelve a producirse cada año en el Fontanar.




Ayuntamiento de Pozo Alcón

Información Legal | Accesibilidad