Esta usted en:

Patrimonio Histórico


Iglesia parroquial de la Nuestra Señora de la Encarnación.
Esta iglesia fue levantada a mediados de la década de los sesenta del siglo XX sobre otro templo anterior, con la misma advocación, cuyo origen se remontaba al siglo XVII. Su portada presenta vano de acceso adintelado, cruz latina y hastial, y destaca por su volumen la torre, de base cuadrada, ornamentada con elementos geometrizantes.
La torre del reloj

En 1901 fue instalado un magnifico reloj en una pequeña torreta construida en la zona alta de Pozo Alcón, en la actual calle de Don Manuel. Es un enorme reloj de cuerda, cuya campana al sonar se puede escuchar desde los campos más cercanos al pueblo. Desde la instalación del reloj hasta nuestros días ha ido marcando las horas sin descanso, es nuestro compañero más fiel.


Ermita de San Gregorio

Ermita de nueva construcción que en origen fue la Cruz de San Gregorio. Ubicada a un kilómetro y medio de la población, junto a la carretera que une Pozo Alcón con el Embalse de la Bolera, en el paraje de la Cruz de San Gregorio, donde según la leyenda, en dicho paraje cayó una piedra milagrosamente del cielo un día de tormenta encontrándosela un pastor, lo cual se interpretó como una señal religiosa y a partir de ese momento fue instalada una cruz.

Tan querida y conocida Piedra de San Gregorio que, cuyo origen por no tener una documentación precisa ha dado pie a algunas leyendas. Se ha hablado que en dicho paraje dos clérigos jesuitas fueron sorprendidos por una tormenta en la que caían del cielo piedras del tamaño de un puño. Mientras pasaba tal vendaval con pedrisco, uno de los clérigos grabó en una piedra las iniciales IHS (Jesús, Hombre y Salvador) y una cruz sobre ellas, que representaba el anagrama de Jesucristo.

Cuentan que aquella piedra la entregaron en la parroquia de la Encarnación, siendo hoy el símbolo, junto a una sencilla y solitaria cruz en un camino, de la romería de San Gregorio. En este lugar, tradicionalmente, se celebra la Misa de Campaña en honor al Niño de la Bola, como popularmente se conoce a San Gregorio, y se da a besar la piedra.


Busto de Don Antonio Lazo

Busto erigido desde el 4 de septiembre de 1949 en, lo que es hoy, la Plaza de Andalucía en memoria de Don Antonio Lazo Rebollo, quien, por Real Orden de 7 de agosto de 1875 modificada por Real Decreto de 24 de mayo de 1891, obtuvo la concesión del canal de riego de Pozo Alcón y Zújar. El optimismo de Don Antonio Lazo Rebollo vió todo el panorama de una transformación y una riqueza que él haría realidad. Este ingeniero realizó las obras para derivar las aguas del río Guadalentín que culminaron con la construcción del referido canal y un sistema de acequias para el regadío de estas tierras.

La efigie en bronce sobre un monolito de piedra, magnífica obra de Jacinto Higueras, rinde honor a su memoria. Pozo Alcón es hoy una entidad viva de progreso urbano, rodeado de huertas y olivares que le dan riqueza y vigor económico.

 

Nuestras Fuentes: Fuente Taza

Pozo Alcón debe su nombre a aquella primera fuente que el toro llamado Alcón hizo brotar con su pezuña en donde hoy se halla la calle Parras, entonces dehesa, y que este nacimiento dota de agua a nuestra Fuente Taza, Cañillo Jorge, caños del Barranco; así como los nacimientos interiores de numerosas casas.

Buscar el origen de nuestras fuentes es remontarse a siglos atrás, fuentes de toda la vida y vitales para la existencia cotidiana de nuestro pueblo; donde abrevaban todo tipo de caballería, ganados y se llenaban los cantaros de agua para su uso doméstico.

Haciendo un recorrido por nuestro pueblo pueden visitar: la “Fuente Taza” en la Placeta de la Verónica, junto a la Iglesia. Es la principal fuente de Pozo Alcón. Esta fuente ha sido a lo largo de los años punto de encuentro para los ciudadanos del pueblo donde se trataban temas de la vida cotidiana de la villa; “El Cañillo Jorge” en la calle Parras; la “Del Barranco”, en la calle con su mismo nombre; la de la “Placeta del Santo”; la “Del Mercado”, situada en el Plaza del Mercado; la de “la Virgen del Carmen” en el camino de Hinojares.

Otras fuentes fueron desaparecidas por necesidades urbanísticas.


Pantano de la Bolera

Los regadíos de que hoy gozamos tienen sus orígenes en la concesión otorgada por Real Decreto el 19 de junio de 1875 al ingeniero Don José María Iturralde y consocios para construir un canal y derivar las aguas del río Guadalentín para la fertilización de las tierras de Pozo Alcón y Zújar.

Por Real Orden de 7 de agosto de 1875 se transfieren los derechos de la concesión del canal Pozo Alcón y Zújar a Antonio Lazo Rebollo, modificada por Real Decreto de 24 de mayo de 1891 y otorgada por 99 años. Se dispone que pasados 99 años todo el aparato de riegos pasará a la Comunidad de Regantes. Fue en esta fecha cuando Don Antonio ha de asociarse y así nace la Sociedad Mercantil Regular Colectiva Lazo, Pacheco y Martínez. Se terminan las obras y comienzan los regadíos.

Así fue como comenzaron las obras del primer canal, o Canal Iturralde; además de este canal tenemos otros magníficos ejemplos como el Puente de Los Ojos y el puente Catalina.

En 1952 accede a la presidencia de la Comunidad de Regantes Don Santos Torres Antiñolo. Su objetivo no es otro que el de llevar a cabo cuantas gestiones fuesen necesarias para conseguir la construcción del Embalse de la Bolera. Por la ley, de 17 de julio de 1953, se aprueba el “Plan Jaén” que, entre otras cosas, contemplaba la construcción del pantano de La Bolera. La realización de esta obra contaba con un problema, no se podía realizar, ya que la concesión de esta agua era de “Lazo, Pacheco y Martínez”, por lo que la Comunidad de Regantes tuvo que hacer muchas gestiones para conseguir esta titularidad. En 1968 se terminaban las obras de la presa del pantano de La Bolera. Después, siguieron las obras complementarias, como canales, acequias y caminos de servicios.

Datos de la presa y el embalse.

 

PRESA

Altura: 48 metros

Longitud: 108 metros

Cota de Coronación: 973 metros

Año de terminación: 1968

 

EMBALSE

Volumen: 53 Hm3

Superficie: 240 Hectáreas

Longitud Máxima: 6 Kilómetros

 

FONTANAR

Monumentos y lugares de interés Fontanar

La Iglesia de la Sagrada familia.

Fue construida en la primera mitad del siglo XX. Los Hermanos de un Colegio de Madrid donaron a la aldea una imagen de la Sagrada Familia que era trasladada de un cortijo a otro. A la puesta de sol, caminaba entre olivares para honrar con su visita el altar preparado por otra familia. Esto hizo nacer la idea de construir una ermita.

Se inauguró en mayo de 1961 y en 1966 se segregó de la Iglesia de la Encarnación en Pozo Alcón y nació la Iglesia de la Sagrada Familia de Fontanar. Su interior es sencillo. Los laterales en zigzag acogen varias imágenes. El sobrio altar está presidido por una imagen de Cristo Crucificado.

La Fuente de San Antonio.

Fontanar debe su nombre al manantial infinito sobre el que se asienta. La Fuente de San Antonio se halla al final de la Rambla por la que se distribuyen las viviendas a ambos márgenes de un barranco natural de gran atractivo y abundantes manantiales.

Fuente Antón María y El lavadero público.

El lavadero Público se encuentra a escasos metros de la Fuente de Antón María que la abastece, en el Barrio de La Rambla Derecha del Fontanar. Este lavadero construido en los años 70 del siglo XX aún conserva la utilidad para lo que fue concebido.

El Acueducto de Catalina, (también conocido como "Puente los ojos").

Construido a finales del siglo IXX , compuesto por 78 arcos de medio punto, de una planta, de mampostería. Tiene unos 400 m. de longitud y sus arcos son más altos que los de los acueductos cercanos de “Caramaco” y “Guerra”, con una altura máxima de 10 metros. Varios de sus arcos cuentan con un suplemento de altura para corregir las irregularidades del terreno.

 

 




Ayuntamiento de Pozo Alcón

Información Legal | Accesibilidad